¡Atención! Este blog puede herir o estimular tu sensibilidad.

31.1.10

Glosario de parafilias

Listado de parafilias y otros desórdenes o apetencias sexuales. Si conoces alguna otra, real o imaginaria, mándanos un correo para actualizar la lista. Pero ten en cuenta que aquí no somos muy estrictos en cuanto a lo que la sexología moderna considera parafilia, si  no que abrimos esta lista a cualquier conducta, actitud o perversión, ya sea real o ficticia. A fin de cuentas esto es un blog literario.

Abasiofilia: la pareja debe ser coja.
Acomoclitismo: excitación por genitales lampiños o depilados.
Acrotomofilia: fantasía de tener relaciones con una persona que posee un miembro amputado. Ver apotemnofilia y amelotasis.
Actirastia: excitación sexual proveniente de la exposición a los rayos del sol.
Adolescentismo: vestirse o actuar como un adolescente
Agalmatofilia: ver pigmalionismo.
Agonophilia: excitación proveniente de una lucha con la pareja.
Agorafilia: realizar el acto sexual en lugares públicos.

Agrexofilia: excitación proveniente de saber que otros saben que el sujeto está realizando una relación sexual.
Albutofilia: excitación proveniente del contacto con el agua.
Alfamegamia: ver cronofilia.
Aliusfilia: La necesidad de fantasear o pretender ser otro para satisfacer el apetito sexual.
Algomanía: placer ligado al propio sufrimiento físico. Se diferencia del masoquismo por la ausencia del componente erótico.
Aloerastia: uso de la desnudez de otra persona para excitar a la propia pareja.
Alopelia: experimentar un orgasmo viendo a otros teniendo una relación sexual. (Allos: 'otro')
Alorgasmia: excitación proveniente de fantasear durante el acto sexual con otra persona que no sea la pareja.
Alotriorastia: excitación por parejas sexuales de otras razas. Igual a miscegenación y sexo interracial.
Altocalcifilia: atracción por tacones altos. (Fetiche por los tacos altos.)
Alveofilia: atracción por tener relaciones sexuales en una bañera.
Alvinolagnia: fetichismo por el estómago (stomach fetish).
Ambisexualidad, anfisexualidad o bisexualidad: ver bisexualidad.
Amatripsis: masturbación realizada frotando entre sí los labios de la vulva.
Amaurofilia: preferencia por una pareja ciega.
Amelotasis: atracción sexual por la ausencia de un miembro.
Amiquesis (amychesis): rascar a la pareja durante el acto sexual.
Amokoscisia: excitación por el deseo de latigar o castigar a la pareja sexual
Amomaxia: realizar una relación sexual dentro de un automóvil estacionado.
Anaclitismo: ver infantilismo.
Anastimafilia: atracción por personas de altura diferente a la propia (más altas o más bajas).
Analismo: Concentración en la región anorrectal. Puede ser heterosexual, homosexual o autosexual. Ver pedicación.
Androginofilia: atracción sexual por personas andróginas (que posee simultáneamente caracteres masculinos y femeninos). No es lo mismo que bisexualidad.
Androidismo: excitación con muñecos o robots con aspecto humano.
Andromanía: manía por hombres. Ninfomanía.
Andromimetofilia (andrós: 'hombre'; mimetós: 'imitable'; filós: 'atracción'): la pareja debe ser una mujer travestida como hombre. Ver ginemimetofilia.
Androsodomía: sexo anal entre hombres. Ver sodomía.
Anfisexualidad, ambisexualidad o bisexualidad: ver bisexualidad.
Anililagnia: ver graofilia.
Anulingo, analingus o analinctus, anofilemia, beso negro o rímming ('hacer el aro, bordear'): sexo oral sobre el ano y el perineo (o periné: la zona entre los órganos genitales y el ano). Penetración del ano con la lengua. Del latín anulingo, de anus: 'ano' y lingô, lingere: 'lamer' (lingua: 'lengua'). El verbo correspondiente es anulingar.
Anisonogamia: atracción por una pareja sexual mucho más joven o mucho mayor.
Anocratismo: penetración anal.
Anofelorastia: profanación de objetos considerados sagrados. (Ver hierofilia.)
Anomeatia: penetrar con el pene por el ano a una pareja femenina. (Probablemente no se refiera exclusivamente a una pareja femenina.)
Antolagnia: excitación por oler flores.
Apotemnofilia: excitación por la idea de ser amputado. Ver acrotomofilia y amelotasis.
Aracnofilia: juego sexual con arañas.
Arrenotigmofilia (arrhenothigmophilia): ninfomanía.
Astenolagnia: atracción por la humildad, la humillación o la debilidad sexual.
Asfixiofilia (estrangulación erótica): el estímulo es estrangular, asfixiar o ahogar a la pareja durante el acto sexual, con su consentimiento y sin llegar a matarla. Ver autoasfixiofilia.
Audiolagnia: el estímulo principal proviene de la audición.
Autagonistofilia: el estímulo es ser visto por otras personas durante el acto sexual.
Autoabasiofilia: el estímulo es estar o volverse cojo. (Ver abasiofilia.)
Autoasasinofilia: fantasía masoquista de ser asesinado.
Autoasfixiofilia (autoestrangulación erótica): el estímulo es ser asfixiado durante el acto sexual.
Autoestrangulación erótica: ver autoasfixiofilia.
Autofilia: ver narcisismo.
Automasoquismo: inflingirse sufrimiento físico. Ver masoquismo.
Automisofilia: atracción por ser ensuciado o corrompido.
Autonepiofilia: el estímulo es utilizar pañales y ser tratado como un bebé. Ver nepiofilia.
Autopederastia: insertar el pene en el propio ano. (Esto, más que una parafilia, vendría a ser un talento...)
Autosexualidad: ver narcisismo. No se dice autosexualismo, ya que el sufijo "ismo" tiene connotaciones peyorativas.
Autoungulafilia: rascamiento doloroso de los propios genitales.
Avisodomía: relación sexual con aves (gallinas, etc.)
Axilismo: masturbación dentro de la axila.
Barosmia: excitación por el olfato.
Basoexia: excitación producida por el beso.
Batraciofilia: Atracción por los sapos y ranas. Muy extendido, al parecer, entre príncipes y princesas.
Belonefilia: excitación producida por el uso de agujas.
Bestialismo: ver zoofilia.
Biandria o bivirismo: relación sexual entre una mujer y dos hombres. Ver poliandria.
Biastofilia (raptofilia, violación): la pareja no debe consentir al acto sexual, o estar aterrorizada, luchar, etc.
Bisexualidad, ambisexualidad o anfisexualidad: atracción sexual hacia personas de cualquier sexo. No se debe decir bisexualismo, porque en este caso la terminación "ismo" resulta peyorativa. No es lo mismo que androginofilia.
Bivirismo: ver biandria
Blastolagnia: persona atraída por mujeres muy jóvenes.
Bondage ('esclavitud' en inglés): práctica sexual sadomasoquista en la que uno de los participantes permanece atado.
Bottom ('abajo' en inglés): homosexual pasivo. También es quien experimenta estímulos durante el masoquismo, la esclavitud y la sumisión.
Botulinonia: el uso de un embutido (salchicha o chorizo) como consolador.
Bouginonia: masturbación femenina con consolador para estirar la vagina.
Braquioprosis (erotismo braquioprótico): una forma profunda de físting donde todo el brazo penetra el ano.
Búndling (del inglés bundle up, 'abrigarse'): pareja que duerme en la misma cama vestida y sin tener relaciones sexuales.
Cagoule: ver chemise Cagoule.
Candalagnia o candaulismo: ver a la pareja copulando con otra persona.
Capnolagnia o capnogalia: excitación sexual producida por ver la manera en que la otra persona fuma.
Catafílico (catafilista): hombre que se somete a una mujer.
Cateterofilia: un fetiche que involucra el uso de un catéter.
Chemise Cagoule: camisón grueso con un agujero para el pene.
Chezolagnia: masturbación durante la defecación. (Ver coprofilia.)
Chubby chaser: cazador de gorditos. Persona que se excita por la gordura de su pareja. (Del inglés chubby: 'gordito'; chaser: 'perseguidor'.
Cimbalismo: ver lesbianismo.
Cinofilia: excitación por tener relaciones sexuales con un perro. Del griego kinos: 'perro'.
Ciprieunia (cyprieunia): sexo con una prostituta. Probablemente proviene de cyprius: isla de Chipre, donde abundarían las prostitutas.
Clastomanía: la excitación proviene de romperle a la pareja la ropa puesta. (Ver saliromanía)
Cleptolagnia (cleptofilia): gratificación sexual y erótica proveniente del robo (ver crematistofilia).
Clismafilia: la excitación depende de recibir un enema (del griego clistér: 'lavativa').
Clitorilingus: lamer el clítoris.
Cocktail: beber de un vaso alguna secreción corporal.
Coitobalnismo: sexo en una bañera.
Consuerofilia: coserse zonas de la piel con aguja e hilo para obtener placer sexual.
Contrasexismo: cambio de sexo. Deseo de hacerse cambiar el sexo por medios quirúrgicos y hormonales.
Coprofemia: excitación sexual proveniente de decir obscenidades en público.
Coprofilia (coprolagnia): el uso de excremento en la práctica sexual (ya sea observando cómo defeca otra persona o untándose excremento sobre el cuerpo). Ver urofilia (también relacionada con los esfínteres).
Coprografía: grafitis, inscripciones o dibujos realizados en paredes públicas (como en mingitorios), a veces de índole sexual morboso.
Coprolagnia: ver coprofilia.
Coprolalia: estimulación sexual mediante el uso de malas palabras.
Cópula axilar: aplicar el pene debajo del brazo de la pareja. Ver cópula interfémora, vestibular.
Cópula interfémora: aplicar el pene entre los muslos de la pareja. Ver cópula axilar, vestibular.
Cópula vestibular (narvasadata): aplicar el pene entre los muslos de la pareja. Ver cópula axilar, interfémora.
Corefalismo: sexo anal con una niña. (Ver pederastia.)
Coreofilia: excitación a través del baile erótico.
Corvus: ver felación.
Couvade, síndrome de: un hombre que experimenta algún síntoma del embarazo en simpatía por su esposa.
Cratolagnia: excitación provocada por la fuerza de la pareja. Del griego kratos: 'poder'.
Crematistofilia: el estímulo es tener que pagar por sexo o ser robado por la pareja.
Criptoscopofilia: deseo de ver la conducta (no necesariamente sexual) de otras personas en la privacidad de su hogar.
Crurofilia (crurofact): fetiche por las piernas.
Cronofilia, alfamegamia, anisonogamia o sexo intergeneracional: atracción de personas jóvenes por personas de más edad. (Del griego cronos: 'tiempo'). Ver sexo intergeneracional, gerontofilia (masculina) y graofilia (femenina).
Cunilalia: hablar acerca de los genitales femeninos. Del latín cunnis: 'coño, vulva'. Ver medolalia.
Cunilingo, cunilingo, gamahucheur: sexo oral sobre el clítoris, la vulva y la vagina. Del latín cunnilingo, de cunnis: 'coño, vulva' y lingô, lingere: lamer (lingua: 'lengua'). El verbo correspondiente es cunilingar.
Cyesolagnia: fetiche con embarazadas.
Cyprieunia: ver ciprieunia.
Dacrifilia o dacrilagnia: excitación sexual por ver lágrimas en los ojos de la pareja.
Dendrofilia: realizar el acto sexual contra un árbol.
Deolismo o travestismo.
Dipoldismo (dippoldism): excitación sexual por dar nalgadas a niños o niñas.
Dismorfofilia: atracción a personas deformadas.
Divertissement ('divertimento' en francés): parafilia.
Docking: deslizar el prepucio sobre el glande del pene de la pareja. Del inglés docking: 'hacer puerto', 'acoplarse' (dos naves espaciales).
Dorafilia: amor a la piel humana o a las pieles de animales.
Douchés: enjuagar el ano o la vagina con líquido. 'Duchar' en francés.
Drag queen ('puto vestido de mujer'): hombre homosexual que se viste con ropa femenina. Del inglés drag: 'ropa de mujer' y queen: 'puto' (peyorativo) o 'reina'.
Ducha romana: vomitar sobre la pareja, generalmente después de haber bebido vino u orina.
Ecdemolagnia: excitación proveniente de viajar o estar lejos del hogar.
Ecdiosis (ecdyosis): excitación proveniente de desnudarse ante desconocidos.
Ecouteurismo: escuchar sin consentimiento a otras personas teneiendo relaciones sexuales. Del francés ecoteur: 'escuchar'.
Efebofilia: la atracción sexual de una persona madura hacia un adolescente varón de 13 a 18 años. (Ver hebefilia.)
Elefilia: obsesión sexual por los tejidos.
Electrofilia (electrocutofilia): el uso de suaves choques eléctricos en la práctica sexual.
Emetofilia: excitación sexual proveniente del acto de vomitar. (Ver vomerofilia.)
Enditofilia (endytophilia) o enditolagnia: excitación por la pareja vestida.
Eonismo: ponerse ropas del sexo opuesto. Proviene del travesti francés Chevalier D'Eon.
Episioclisia: infibulación (colocación de un anillo u otro obstáculo en la vulva para impedir la penetración). Coser los labios mayores de la vulva.
Eproctofilia o eproctolagnia: ver flatofilia.
Erotofobia: desagrado por todo lo sexual.
Erotofonofilia (erotofilia telefónica): llamadas telefónicas utilizando lenguaje erótico. Erróneamente la he visto traducida como 'asesinato erótico'.
Erotomanía, síndrome de De Clerambault: amor irrazonable por una persona extraña o no interesada.
Erotolalia: estimularse sexualmente solamente hablando acerca de sexo (sin concretar la relación).
Escatofilia telefónica (escatofonofilia): llamadas telefónicas a extraños utilizando lenguaje obsceno. Ver erotofonofilia.
Escopofilia (escoptofilia, escoptolagnia, mixoscopía): el orgasmo depende de mirar abiertamente a otras personas en el acto sexual (no subrepticiamente como en el voyeurismo).
Espectrofilia: coito con espíritus o excitación producida por la imagen en el espejo.
Estigmatofilia: excitación ante tatuajes, agujereamientos (píercing), sacrificios o cicatrices.
Estesiopatías (o estesiofilias) sexuales: voyeurismo o mironismo, escoptofilia o mixoscopía (myxa: 'moco'), otolagnia o escuchismo, renifleurismo u osmolagnia, picacismo, frotismo o haptolagnia.
Estrangulación erótica: ver asfixiofilia.
Exhibicionismo: asustar a otros mediante la exposición del cuerpo desnudo (o de alguna de sus partes). En las películas recordamos el clásico paseante de los parques que al divisar una víctima abre de golpe su sobretodo para mostrar los genitales. También es exhibicionismo la necesidad de ser visto para poder llevar a cabo el coito. Ver voyeurismo.
Falofilia: fetiche o preferencia por un pene (especialmente grande).
Felación (del latín fellatio), irrumación (del latín irrumatio), penilingo: sexo oral sobre el pene. El verbo correspondiente no es "felatiar" ni "felaciar" sino "felar" (del latín fellare) o irrumar (del latín irrumare).
Félching: succión del semen contenido en la vagina o en el ano luego de haber sido eyaculado. También significa insertar animalillos enteros dentro del ano o la vagina.
Fetiche: un objeto que reemplaza a las personas como objeto primario del deseo.
Fetichismo, parcialismo o idolismo: necesidad de objetos para poder excitarse. Normalmente el o la fetichista se masturba con estos objetos. En esta parafilia la persona necesita de objetos no vivos (ropa, cabellos, uñas) o partes vivas de una persona (pies, nalgas, manos) para efectuar la excitación, la masturbación o el coito. Entre los fetiches inanimados los hay duros (de caucho o cuero) y blandos (pieles, plumas, lenceria). Otros objetos utilizados son: zapatos de tacón, vibradores, medias, etc.
Físting (del inglés fist: 'puño'): insertar el puño o el antebrazo dentro del recto o la vagina. Ver braquioprosis
Flatofilia: excitación proveniente del olor de los gases intestinales propios o de la pareja.
Formicofilia (latín formîca: 'hormiga'): el estímulo es el reptar de insectos o animales pequeños (hormigas, caracoles, gusanos, etc.) sobre los genitales.
Fratrilagnia: relación sexual incestuosa con un hermano o hermana. Ver incesto.
Frotismo (froteurismo): la persona obtiene placer sexual únicamente refregando sus genitales contra personas desconocidas, aprovechando lugares muy congestionados, como manifestaciones populares, ómnibus o colas de espera. No se debe confundir el frotismo con los roces que utiliza una persona para seducir a otra desconocida.
Fúrtling: excitarse metiendo un dedo a través de un agujero cortado en la zona genital de una foto o dibujo.
Galateísmo. ver pigmalionismo.
Gamahucheur (en francés): ver cunilingo
Gendoloma (¿o gendolama?): el uso de fantasías sexuales para acelerar el orgasmo.
Genufalación: inserción del pene entre las rodillas de la pareja.
Gerontofilia (del griego geron, gerontos: 'anciano'): atracción sexual de una persona joven por un hombre de edad mucho mayor. Puede ser heterosexual u homosexual. La diferencia de edad socialmente permitida tiende a aumentar, por lo que este término se utiliza cada vez menos. Hoy la gerontofilia se considera una discriminación contra las personas maduras, basada en la errónea idea de que la sexualidad desaparece en la vejez. La atracción de jóvenes por mujeres maduras se llama graofilia y la atracción tanto por ancianas como por ancianos se llama cronofilia.
Gimnofilia o nudomanía: excitación por la desnudez.
Ginandromorfo (del griego giné: 'mujer', andrós: 'hombre', morfos: 'forma'): Ver hermafrodita.
Ginelofilia: ver pubefilia.
Ginecomanía: deseo compulsivo por las mujeres. Del griego ginekos: 'mujer' y manía: 'manía'.
Ginecocigismo (gynecozygous): ver lesbiansmo.
Ginefonía: voz afeminada.
Ginemimetofilia (giné: 'mujer'; mimetós: 'imitable'; filos: 'atracción'): la pareja debe ser una travesti (un hombre travestido como mujer). Ver andromimetofilia.
Ginonudomanía: compulsión por arrancar las ropas a la pareja. (Ver clastomanía.)
Gomfipotismo: excitación provocada por los dientes.
Grafolagnia, iconolagnia o pictofilia: el estímulo primario son las fotos o cuadros eróticos.
Graofilia o anililagnia: atracción sexual de una persona joven por una mujer de edad mucho mayor. Esta cronofilia femenina puede ser heterosexual u homosexual. La atracción por hombres maduros se llama gerontofilia y la atracción tanto por ancianos como por ancianas se llama cronofilia.
Gregomulcia: excitación por ser manoseado por una persona desconocida en una multitud.
Haptosis: manoseo sexual no consentido.
Harmatofobia: miedo a la incompetencia sexual o a cometer errores.
Harpaxofilia: ver cleptofilia.
Hebefilia: atracción por niñas púberes. De Hebe, diosa romana (¿o griega?) de la juventud, copera de los dioses.
Harén, efecto: lesbianismo.
Hedralingo (o hedralingus): ver anulingo.
Hemotigolagnia: fetiche por tampones usados. (Ver misofilia.)
Hibristofilia: fantasear con tener relaciones con un violador. O la imitación o puesta en escena de una violación.
Hidrofrodisia: ver olfactofilia.
Hierofilia: atracción sexual por objetos sagrados (especialmente la masturbación con cruces). Ver anofelorastia.
Hifefilia: la excitación depende de la posesión de algún objeto ajeno: ropa, cabellos, piel, etc.
Higrofilia: excitación producida por los fluidos corporales. Del griego igrós: 'humedad' .
Hiperfilia: deseo sexual "excesivo".
Hipofilia: sexualidad inhibida.
Hirsutofilia: atracción por el vello. No se dice hirutofilia.
Homiliofilia (del griego omilía: 'sermón'): excitación sexual producida por predicar una religión a una persona sencilla y fácil de convencer de cualquier cosa. Masturbación secreta durante una ceremonia en un templo religioso.
Homofilia: ver homosexualidad.
Homosexualidad u homofilia: atracción sexual de un hombre por otro. No proviene del latín homo: 'hombre' (como el término homo sapiens) sino del griego ómoio, ómo: 'igual'. No se utiliza el vocablo "homosexualismo" (como suelen decir los evangélicos) porque en este caso la terminación "ismo" resulta peyorativa.
Homosexualidad egodística:
Iatronudia: excitación por desnudarse ante el médico, generalmente fingiendo una dolencia.
Iconolagnia: ver grafolagnia.
Incesto: relación sexual entre parientes cercanos (especialmente convivientes) del mismo o distinto sexo. Ver fratrilagnia, matrilagnia y patrilagnia.
Íncubo: en la época medieval, diablo que tiene relaciones sexuales con una persona durante el sueño. En el litoral argentino se le llamaba pombero y se utilizaba como excusa para los embarazos no deseados. Ver súcubo.
Infantalismo (anaclitismo): la única excitación proviene de imitar a un niño. Ver juvenalismo.
Inspeccionismo (pornoscopía, telefonismo).
Insuflación erótica: soplar aire dentro de la vagina, el ano o la uretra.
Ipsación o ipserotismo (del griego ipsos: 'propio': ver narcisismo.
Irrumación: ver felación.
Irrumar: ver felación.
Iterandria (del latín iter: 'repetición' y el griego andros: 'hombre'): homosexualidad masculina. Probablemente sea una palabra mal inventada.
Jactitación (traducción del inglés; de jactarse y excitación): excitación producida por el relato de las propias hazañas sexuales. También una falsa jactancia (a veces sexual) que causa daño a otros.
Juvenalismo o juvenilismo: la única excitación proviene de personificar a un adolescente. Ver infantilismo.
Knismolagnia: excitación sexual producida por las cosquillas.
Lactafilia: excitación por los pechos que amamantan.
Lagnocolisis: celibato, ausencia de vida sexual.
Lagnolalia: discusión sobre temas sexuales.
Lagnoperissia o lagnoperisia: ver ninfomanía.
Leptosadismo: forma suave del sadismo.
Lámbitus u oralismo: sexo oral.
Lectolagnia: la única excitación proviene de la lectura de textos de contenido erótico.
Lesbianismo, cimbalismo, ginecocigismo, homofilia femenina, homosexualidad femenina, tribadismo (tribo: 'frotar'): atracción sexual de una mujer por otra.
Ligerastia: poder ser excitado sólo en la oscuridad.
Macrofilia: el único estímulo son las personas grandes o rollizas.
Macrogenitalismo: excitación por un macrofalo (pene muy grande, de más de 20 cm). Ver microgenitalismo.
Maieusiofilia: atracción por una mujer embarazada.
Martimaclia (martymachlia): sexo grupal. Excitación por ser observado por otras personas durante la relación sexual. Ver escopofilia.
Masoquismo (duololagnia): placer ligado a la propia humillación o sufrimiento físico (cachetadas, latigazos, pellizcos) o moral (humillación). Proviene del nombre del novelista austríaco L. Sacher-Masoch. Se diferencia de la algomanía por la presencia del componente erótico. Ver automasoquismo.
Mastix: mujer sádica. Ver sadismo.
Matrilagnia o matrincesto: relación incestuosa entre la madre y su hijo o hija.
Matronolagnia: excitación sexual provocada por una pareja mujer mucho mayor.
Mazofalacia (mazophallate): frotar el pene entre los pechos.
Medolalia: hablar acerca del pene. (Ver cunilalia.)
Melolagnia: excitación sexual provocada por la música (no necesariamente con letras eróticas). Del griego melos: 'música').
Menstruofilia o menofilia: fetiche por una mujer menstruando.
Menofilia: ver menstruofilia.
Merintofilia: excitación sexual provocada por estar atado.
Microfilia: el estímulo son las personas pequeñas o enanas.
Microgenitalismo: excitación por un microfalo (un pene de menos de 10 cm en erección). Ver macrogenitalismo.
Miscegenación: sexo entre personas de distintas razas. Lo mismo que alotriorastia y sexo interracial.
Misofilia: fetiche por ropa sucia u objetos asquerosos; por ej. tampones usados. (Ver hemotigolagnia.)
Mixoscopía: ver voyeurismo.
Monumentofilia: ver pigmalionismo.
Morfofilia: fijación sexual en personas con ciertas características físicas (sólo rubios, sólo gordas, etc.).
Moriafilia: excitación provocada por chistes sexuales. Éstos se utilizan como un instrumento de seducción, para crear una atmósfera permisiva.
Mucofagia: comerse los mocos.
Muñeca de goma: muñeca de plástico (inflable), de tela, de goma o maniquí mecánico, utilizados para la penetración. En la antigüedad se la llamaba "muñeca fornicatoria". Ver pediofilia.
Nafefilia: excitación por tocar o ser tocado.
Nanofilia: atracción sexual por una persona pequeña.
Narcisismo, autosexualidad, autoerotismo, ipsofilia: sexualidad donde el objeto es la propia persona. No es lo mismo que masturbación, donde el objeto sexual puede ser una persona presente, una fotografía o una fantasía.
Narratofilia: el estímulo primario es la narración erótica.
Necroclesis: realizar el acto sexual con un cadáver femenino.
Necrofilia: la pareja sexual debe ser un cadáver.
Neofilia o exofilia: fetiche por lo inusual o bizarro.
Nepiofilia (nepiolagnia): la pareja debe ser un infante del sexo opuesto.
Nepirastia: excitación proveniente de tener alzado a un bebé, a veces experimentado por mujeres mayores sin hijos. Niddah: abstención de sexo durante diez días con el fin de aumentar el impulso sexual durante el resto del mes.
Ninfofilia: atracción sexual de un adulto por una adolescente. Puede ser heterosexual u homosexual.
Ninfomanía: hipersexualidad femenina. En latín también se la llamaba furor uterinus.
Ninfolepsia: estado de trance inducido por fantasías eróticas.
Normofilia: excitación exclusiva por los actos considerados normales por la propia religión o sociedad.
Nosolagnia: excitación proveniente de saber que la pareja tiene una enfermedad terminal.
Nudomanía: ver gimnofilia.
Objetomanía: Obsesión por tener relaciones sexuales con cualquier cosa, previamente acondicionada para ello, claro.
Oclofilia (ochlofilia): excitación ante una multitud de personas reunidas.
Octopusfilia: Exitación producida por la aplicación de ventosas en el cuerpo, o atracción por tener relaciones sexuales con un pulpo (esta menos extendida).
Odaxelagnia: excitación al morder o ser mordido por la pareja.
Odofilia: excitación producida por un viaje. Del griego odós, odisea: 'viaje'.
Ofidiofilia: excitación provocada por serpientes.
Omolagnia: excitación provocada por la desnudez.
Olfactofilia: excitación debida al olor de la transpiración, especialmente de los genitales.
Olisbo: consolador, vibrador, maniquí de uso sexual, etc.
Onanismo: erróneamente significa masturbación, pero en realidad es coito interrumpido (eyaculación fuera de la vagina). Onán es un personaje mitológico de la Biblia, a quien la Tierra tragó vivo por no haber querido dar un descendiente a su cuñada viuda.
Ondinismo: ver urofilia.
Oralismo o lámbitus: sexo oral.
Osmolagnia: ver olfactofilia.
Ozolagnia: excitación sexual por olores fuertes.
Paleotecnofilia: Fantasía entre dinosaurios de tener relaciones con robots. No confundir con tecnopaleofilia, que es la fantasía de los robots por tener relaciones con dinosaurios. Son cosas muy distintas.
Parafilia: excitación sexual proveniente de objetos o actos inusuales o socialmente inaceptables.
Parcialismo: atracción sexual por sólo una parte del cuerpo de la pareja: pies, manos, pechos, etc. (Ver morfofilia, fetichismo.)
Partenofilia: atracción sexual por una virgen. En la actualidad esta parafilia es común entre personas de religión católica.
Patrilagnia o zigatría: relación sexual incestuosa entre padre e hija/hijo. Ver incesto, matrilagnia y fratrilagnia.
Pederastia (del griego paiderastía): penetración anal de niños varones (paîs, paidós, niño). Por extensión: sodomía. (Ver corefalismo.)
Pedicación: penetración anal en general.
Pediofilia: sexo con muñecas. Ver dame de voyage.
Pedofilia: sexo con menores (del griego paîs, paidós, 'niño'). La pedofilia es una de las pocas conductas sexuales que se considera "mala", porque puede hacer daño psíquico a una niña o a un niño, personas en formación. No es como el resto de las conductas sexuales diferentes (fetichismo, gerontofilia, urofilia), que no hacen daño físico ni moral a nadie.
Penilingo: ver felación.
Peodeictofilia: exhibición del pene (ver exhibicionismo).
Perversión: acto sexual que difiere de lo que se cree normal; parafilia
Pétting.
Picacismo: introducción de alimentos en alguna de las cavidades del cuerpo con el fin de que la pareja los recupere con la boca.
Pictofilia: ver grafolagnia.
Pigmalionismo, agalmatofilia, galateísmo o monumentofilia: atracción sexual por estatuas o maniquíes desnudos. Proviene de Pigmalión, personaje mitológico griego que se enamoró de una estatua de su propia creación.
Pigofilia: excitación por el contacto con las nalgas.
Pigotripsis: excitación por rozar o masajear las nalgas.
Podafilia: el estímulo fetichista son los pies (pódos).
Polucionismo: sueño húmedo. Eyaculación durante el sueño, a veces en ausencia de tocamiento. Autoerotismo o autoerasia psíquica.
Pornoscopía, inspeccionismo, telefonismo.
Psicrofilia: excitación debida al frío o a ver a personas con frío.
Pubefilia o ginelofilia: excitación producida por el vello pubiano.
Pungofilia: necesidad de ser pinchado con el fin de obtener placer sexual.
Quinunolagnia: excitación sexual por ponerse en situaciones de peligro.
Quitoerasia (manual o instrumental).
Rabdofilia: excitación al ser flagelado o latigado.
Raptofilia: ver biastofilia.
Renifleurismo: excitación debida al olor de la orina. Ver urofilia.
Retifismo: fetiche por los zapatos.
Rímming: ver anulingo.
Robotfilia: Atracción por hacerlo con robots.
Sadismo: experimentar placer erótico al provocar dolor físico o humillación en la pareja. Se diferencia de la algolagnia por la presencia del componente erótico. Hay una sustitución del coito por estas acciones. Existe sadismo independientemente del consentimiento de la pareja. En el caso del no consentimiento, esta es un parafilia muy desagradable que puede llevar a delitos sexuales como la violación y la tortura. El leptosadismo es su forma 'suave'.
Sadomasoquismo: ver sadismo y masoquismo.
Salirofilia: ingestión de saliva o sudor (fluidos con algún contenido de sal).
Saliromanía: ensuciar o dañar la ropa de la pareja. (Ver clastomanía.)
Satiriasis (donjuanismo): condición compulsiva en un hombre de tener relaciones con diferentes personas, de manera promiscua y sin estar enamorado. No equivale a gigoló (quien recibe una paga). El sátiro es un personaje de la mitología griega. Ver ninfomanía.
Seudolismo:
Sexo intergeneracional: relación sexual entre dos personas en la que una de ellas tiene por lo menos el doble de edad que la otra (20-40, 30-60, 40-80).
Sifnianizar: masturbar por el ano.
Síndrome de De Clerambault: ver erotomania.
Sinforofilia: excitación sexual por organizar un accidente (por ej. automovilístico)
Sodomía: sexo anal. Antiguamente se decía concúbito contra natura (contra el "orden natural"), debido a la creencia en la existencia de un orden divino que sólo incluía la penetración vaginal. Puede ser heterosexual (anomeatia) u homosexual (androsomdomía). El término proviene de Sodoma, ciudad palestina a orillas del Mar Muerto que la mitología cree destruida por un incendio divino debido a la falta de hospitalidad hacia los forasteros (y no debido a la promiscuidad de sus habitantes). Probablemente fue destruida por un terremoto y una inundación de asfalto producidos aproximadamente en 1900 a.C.
Somnofilia: acariciar y realizar sexo oral a una persona dormida hasta despertarla.
Súcubo: en la época medieval, diabla que tiene relaciones sexuales con una persona durante el sueño. (Ver íncubo).
Sucusturpación: masturbación que se practica a través de la succión de los propios senos.
Sudorofilia: atracción por el sudor de la pareja.
Tacorgasmia: orgasmo "al taco", eyaculación precoz. Del griego takos: 'rapidez'.
Tafefilia: excitación proveniente de ser enterrado vivo.
Telefonismo, inspeccionismo, pornoscopía.
Telefonofilia:
Tesauromanía: recolectar objetos pertenecientes a la persona amada.
Thlipsosis (zlipsosis): excitación proveniente de los pellizcos.
Thygatria: ver zigatría.
Toucherismo: el estímulo es tocar las partes de una persona desconocida.
Tragolimia: deseo sexual compulsivo sin tener en cuenta el atractivo de la pareja.
Travestismo o deolismo: la persona necesita vestirse con ropas del sexo opuesto para lograr el placer sexual. Es el caso de Edgar J. Hoover (1895-1972) el director del FBI. No se debe confundir con el travestismo homosexual masculino utilizado exclusivamente para ejercer la prostitución (en ese caso la ropa femenina es un uniforme de trabajo). Tampoco se considera como parafilia el caso del transexual que sólo adecua su vestido a su identidad de género (lo cual hoy se considera una variedad de la identidad sexual).
Tribadismo (lesbianismo, homofilia femenina): frotamiento de los genitales femeninos entre sí (tríbo: 'frote o rozamiento').
Triolismo (de "trío") o troilismo (del francés trois): la excitación depende de observar a la propia pareja teniendo relaciones con una tercera persona. El troilismo podría ser la excitación dependiente exclusivamente de escuchar la música compuesta por el bandoneonista argentino Aníbal Troilo. Ver swinger.
Tripsofilia (tripsolagnia): excitación por ser masajeado o por hacerse lavar el cabello.
Uranismo, homofilia masculina, pederastia o sodomía.
Uretralismo (introducción de objetos en la uretra): autosexual, heterosexual u homosexual.
Urofilia (urolagnia, ondinismo): el uso de la orina en la práctica sexual. Orinar o ser orinado por la pareja (generalmente en la ducha, por razones de limpieza). Para que la urofilia sea una parafilia, debe ser la forma exclusiva de excitación. Ver renifleurismo (olor), ver coprofilia (también relacionada con los esfínteres).
Urolagnia: ver urofilia.
Vampirismo: excitación sexual proveniente de la extracción de sangre.
Vincilagnia: excitación por hacerse atar (en inglés bondage).
Vomerofilia: ver emetofilia.
Voyeurismo: el estímulo primario es ver a otras personas dedicadas al acto sexual de manera subrepticia (no evidente como en la escopofilia).
Yatronudia: ver iatronudia.
Yoshiwara: prostituta japonesa
Zigatría (en inglés thygatry): ver patrilagnia.
Zoofilia (bestialismo): el uso de animales en la práctica sexual.

8 comentarios:

  1. Qué barbaridad, no sabía que existían tantas parafilias de estas, desde luego que da para escribir algún que otro relato, lo mismo me animo. Suerte con el libro.

    ResponderEliminar
  2. Caray, chicos/as. Si a cada parafilia le colocáis un relato resultará una obra más grande que la Enciclopedia Británica.
    Suerte y a ver si me animo a participar.

    ResponderEliminar
  3. existe alguno con nombre sobre arenas movedizas y demás?...porque creo que he encontrado una más

    ResponderEliminar
  4. La pedofilia no hace daño a nadie, es una orientación sexual diferente, ni siquiera es una "parafilia". Es una orientación sexual, y la mayoría de los pedófilos ni soñarían con hacerle daño a un niño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pedofilia no es una orientación sexual, sino un interés sexual. Y si ésta llega a la pederastía, entonces causa problemas graves a las víctimas.

      Eliminar
  5. Y se os ha olvidado la "anortografofilia" que, además, tiene un cuento dedicada a ella en cada uno de los volúmenes.

    Abrazotes castos (si es posible)

    ResponderEliminar
  6. Quiero aclarar algo. Hay que diferenciar entre felación e irrumación. Felación es cuando la boca de uno de los integrantes de la pareja "acaricia" el miembro masculino del otro, con técnicas variadas. Irrumación es cuando el hombre introduce su miembro en la boca de su partenaire, moviéndolo alternativamente sin que se produzca ningún movimiento de la contraparte. Tengo entendido que en la antigüedad clásica (no recuerdo si griega o romana) la felación era una práctica aceptada mientras que la irrumación era una practica degradante para el que ponía la boca. Así que en general, la realizaban los esclavos.

    ResponderEliminar
  7. ¿la homosexualidad una parafilia?
    Las parafilias son intereses sexuales; la homosexualidad es una orientación sexual.

    ResponderEliminar